domingo, 21 de abril de 2013

TAYLORISMO


NUEVAS FORMAS DE PRODUCCIÓN INDUSTRIAL.

A fines del siglo XVIII, con la aparición de las máquinas de vapor surgieron las fábricas. Las fábricas, grandes construcciones dedicadas a la producción, reúnen en su interior a una gran cantidad de trabajadores que hacen uso de diversas máquinas, cuyo número no cesa de crecer. La producción industrial hace necesaria la fragmentación del proceso productivo donde cada sector se hace cargo de una etapa distinta de la producción. El ritmo es impuesto por las máquinas que trabajan noche y día sin descanso. 

En términos de la organización de la producción, el trabajo en las fábricas representa un desarrollo, pues permite aumentar la producción y abaratar los costos de los productos. Hacia fines del siglo XIX la producción industrial se hizo más compleja y se desarrollaron nuevos sistemas organizativos como el taylorismo y el fordismo.

Taylorismo

El taylorismo, llamado también “organización científica del trabajo”, fue un método de organización del trabajo industrial. El deseo de aprovechar al máximo el potencial productivo de la industria llevó al ingeniero norteamericano Frederick W. Taylor (1856- 1915) a realizar un estudio científico de las tareas fabriles. El estudio de Taylor consistió en definir la serie exacta de movimientos elementales que cada uno de los obreros lleva a cabo para ejecutar su trabajo, así como los útiles y materiales que emplea. Una vez definidos se determina, con un cronómetro, el tiempo necesario para realizar cada uno de estos movimientos elementales eligiendo el modo más simple para realizarlo. Este análisis permite eliminar todos los movimientos lentos o inútiles. 

Para que el sistema ideado por Taylor funcionara correctamente era imprescindible que los trabajadores estuvieran supervisados en sus tareas. Así se conformó un grupo especial de empleados, encargado de la supervisión, organización y dirección del trabajo fabril. El obrero pierde así el conocimiento total del proceso de producción reduciendo su tarea a una única acción mecánica y repetitiva.

Para estimular a los obreros a incrementar la producción comenzó a pagarse por pieza producida, remunerando al trabajador según su rendimiento. Muchas empresas disminuyeron el precio pagado por cada pieza producida con el fin de estimular al obrero a aumentar su producción. 

La fragmentación del trabajo produce una descualificación al destruirse los antiguos oficios, fragmentándolos y descomponiéndolos, aumentando la eficiencia y bajando los costos ya que al trabajador que lleva a cabo tareas simples se le paga menos. Este tipo de organización conduce al obrero a un proceso de deshumanización con los consiguientes trastornos físicos y sicológicos asociados a la ejecución sin pausa de tareas repetitivas.

Ver siguiente: FORDISMO

Actividad:

a) Definí en forma breve qué es el taylorismo.

b) Identificá los cambios que introduce en las técnicas de producción.

c) Justificá con argumentos la siguiente oración: “ El taylorismo perjudica al obrero como ser humano y como trabajador”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada